lunes, noviembre 28, 2005


DOS MAS ENTRE CIEN
Jaime Calderón Herrera
jaimecalde@yahoo.com
29/11/2005

La Fundación Seguridad y Democracia, que dirige Alfredo Rangel, asesor de la campaña del actual presidente, ha venido realizando una observación cuidadosa de la política de Seguridad Democrática y anualmente presenta informes de tal trabajo.

En el publicado en agosto del presente año, compara los tres primeros años de Uribe con los tres primeros años de Pastrana en materia de conflicto armado. Allí, encuentro datos que de verdad me sorprenden.

En cuanto a los retenes ilegales, yo al igual que los demás, me había dejado convencer que éstos habían disminuido hasta casi desaparecer. Sin embargo, el informe de Rangel nos cuenta que estamos equivocados de percepción: ¡Los retenes ilegales tuvieron un aumento del 11%! Pasaron de 629 a 696. Diez y seis departamentos incrementaron sus retenes. Algunos como en Arauca en un 775%, otros como Risaralda en un 100%, Quindío en un 600%, otros como Tolima y Boyacá en un 69% y 64% respectivamente. También dice el informe, que dichos retenes disminuyeron ostensiblemente en Antioquia, Atlántico, Córdoba, Cesar, Cundinamarca, Sucre y los Santanderes.

Al lado de esta mala noticia, encuentro otra peor de una “nueva pesca milagrosa”. Me refiero al informe que Isaura Navarro presentó al Ministerio español de Asuntos Exteriores, acerca de las detenciones arbitrarias durante el gobierno de Uribe. Comparando el número de detenidos con la población carcelaria por año , se liberan alrededor de 100 mil personas que fueron capturadas por gracia de testimonios de informantes que después la justicia no logra refrendar, pues tales capturas han sido realizadas para intimidar y disuadir, pues solamente un 25% de los detenidos presentan motivos suficientes para su detención. Por supuesto que tales informantes han recibido las recompensas por su “delación”. Las consecuencias sobre el individuo capturado injustamente y sobre sus familias, son fácilmente deducibles por el lector. Dice la investigadora. “muchos de sus principales derechos son conculcados: libertad, dignidad, buen nombre, sin que haya reparación alguna y se los libera una vez trascurrida la espectacularidad del operativo ya que en sus casos no se pueden solventar probatoriamente en la fiscalía”.

A éstas “pescas milagrosas” se han sumado los errores o daños colaterales como los sucedidos con los campesinos de Cajamarca, los sindicalistas ejecutados en Arauca y muchos otros, incluyendo la muerte del hermano de la senadora Eleonora Pineda amiga del proceso de paz con las AUC.

Volviendo al informe de Rangel, menciona que el conflicto en materia de combates de iniciativa de las FFMM creció de un promedio de 1.8 a 5.6 diarios pero con disminución del 10% en el tercer año, lo que a la interpretación del autor, significa que: “en las actuales condiciones se llegó al techo de capacidad operacional de las Fuerzas Militares”. Añade el informe que la letalidad por combate disminuyó de 1.8 a 1.4, Que los ataques de los grupos irregulares a la fuerza pública aumentaron en un 69% con aumento en el número de muertos que alcanzó a 701. Que los ataques a unidades móviles subieron en un 86% y que las acciones de sabotaje a la infraestructura de comunicaciones y energética crecieron en un 78% y 41% respectivamente, aunque globalmente el sabotaje disminuyó en un 11%.

Los malos resultados de la política de Seguridad Democrática y sus elevados costos en términos de dinero, vidas, daño institucional, daño al medio ambiente y dependencia; más las violaciones a los derechos elementales de miles de compatriotas , son otras dos razones más entre cien, para no reelegir al presidente.

viernes, noviembre 25, 2005


Partido Liberal Colombiano
!Poder Ciudadano!



JAIME CALDERON HERRERA M.D.
CANDIDATO CAMARA DE REPRESENTANTES
INVITA
AL ACTO DE PROMULGACION DE LA CANDICATURA



Por la salud de Colombia!

Fecha: Sabado 26 de noviembre de 2005
Hora: 4:00 - 7:00 p.m.
Lugar: Directorio Liberal de Santander
Direccion: Calle 37 No. 24 - 31
Telefono: 6399581 6399606

jueves, noviembre 17, 2005

Hay que erradicar la pobreza
Jaime Calderón Herrera
15/11/2005. . . . . .
Casi todas nuestras tragedias son anunciadas. La toma del Palacio de Justicia se conoció por informes de inteligencia pero nada se hizo para evitarla.
La avalancha de Armero fue advertida por autoridades ambientales con la debida anticipación, sin embargo, no se planificó la evacuación de sus pobladores.
De la tragedia de Girón se conocen sus causas y casi su periodicidad. No obstante, nadie toma decisiones para que no se repita ni tampoco hay acciones efectivas y oportunas para socorrer a los damnificados.
Las riberas de los ríos Magdalena y Cauca se inundan cada tanto tiempo y los cientos de miles de afectados reciben ayudas mínimas y coyunturales y otra vez el Estado es incapaz de acometer soluciones.
Sin duda la pobreza nacional limita la acción y empeora la tragedia. Por tal razón, erradicarla debe ser el gran propósito nacional. En tal sentido hay que proscribir los impuestos regresivos y alentar la tributación progresiva. El crédito debe llega a los pobres y la inversión al sector informal. Debe crearse la condición para un rápido crecimiento orientado al empleo.
Sin la redistribución de las tierras no hay manera de erradicar la pobreza. Todo lo anterior debe moverse en al marco de una política macroeconómica con control racional del gasto, ahorro e inversión productiva, acompañado de un equilibrio tanto cambiario como en el mercado de capitales. La inflación debe permanecer en los límites bajos que no produzca daños. Es imperativo potenciar la política entre los pobres, en términos de verdadera participación y en contra de la manipulación.
El juego de los intereses que conviven en una sociedad solo es dable en un ambiente de paz y democracia. Y el Estado debe proveerse de los elementos necesarios para resistir las presiones de los cacaos que detentan el poder económico. Las ideas anteriormente expuestas son de consenso en la lucha por el progreso de cualquier nación. Pero el camino que transita Colombia es otro, lo cual me permite afirmar que seguiremos perpetuando y aumentando la pobreza y con ella la dependencia. Para los economicistas que hoy gobiernan, el sendero es el del crecimiento económico y lo han logrado. Las empresas reconocen haber ganado este año 326% más que en el 2004.
El crecimiento no ha impactado el empleo y la competitividad no se basa en mejorar las competencias sino en disminuir los ingresos de los trabajadores. La tasa de cambio se ha revaluado, la pobreza continúa y la democracia no puede expresarse por cuenta de la guerrilla, los paras y la política de guerra de Uribe. Vamos en contravía y por tal razón es totalmente insensato reelegir al actual mandatario.
El Tratado de Libre Comercio (TLC) si se firma, será otra tragedia anunciada. Sin embargo, veo síntomas de falta de oxígeno a dicha firma. Si se aplaza por razones electorales en Colombia y en USA, la por ahora derrota del gobierno intentarán mostrárnosla como una decisión a favor de los intereses nacionales. Pero es una táctica de engaño. La visión presidencial queda desnuda en su última intervención: “Pero yo no sé qué es peor: si no firmarlo o firmarlo mal”. Lo dice quien ha manifestado su decisión irrevocable de firmarlo.
Los hechos condenan la reelección. El que no quiera ver que no vea y contribuya a profundizar las tragedias nacionales.

sábado, noviembre 12, 2005


Sangre de chulo para los colombianos
Jaime Calderón Herrera
08/11/2005
El conocimiento tradicional es aquel que las comunidades adquieren dentro de un proceso de cientos de años de convivencia con su entorno y que es fundamental para la propia supervivencia de tales grupos humanos.
Los ecosistemas son verdaderos motores productivos, pero tienen recursos finitos y su valor se sustenta en la diversidad de las especies y en sus recursos genéticos. Los seres humanos, con nuestro conocimiento y codicia, hemos afectado en forma severa varios de los ecosistemas planetarios de recursos finitos, en pos del avance de la ciencia.
El conocimiento tradicional no obedece a los patrones del conocimiento científico, pero en cambio el científico, explora con ambición al tradicional. Un ejemplo es el de la investigación de la industria farmacéutica y su mirada codiciosa hacia las plantas medicinales.
En el proceso de investigar se utilizan dos tipos de metodologías, la bioprospección al azar y la bioprospección basada en el conocimiento tradicional. Es decir, la probabilidad de encontrar un uso medicinal en una planta es de uno en diez mil por la vía del azar, mientras que por el camino del conocimiento tradicional, el éxito se encuentra en la mitad de los casos.
Es del conocimiento tradicional, el uso de plantas con propiedades para bajar el azúcar, o “para adelgazar la sangre” o como “viagra natural”. Hay también rumores falsos de origen popular, que se difunden a pesar de su ineficacia, como es el caso de la sangre de chulo para curar en forma genérica todo tipo de cáncer.
Colombia posee el 10% de la biodiversidad de todo el planeta y cerca de 50 mil especies de plantas, muchas de ellas estudiadas especialmente por biólogos ingleses, y otras más numerosas, con usos medicinales detectados por el conocimiento tradicional. Sería de importancia excepcional un acuerdo equitativo, que permitiera mediante el conocimiento científico, mediante la bioingeniería, la nanotecnología, la química combinatoria y el análisis secuencial de alta eficiencia, conjuntamente con el conocimiento tradicional, encontrar aplicaciones útiles a la humanidad, por supuesto reconociendo beneficios tanto a la investigación científica como a los propietarios de los recursos de la biodiversidad y a las comunidades dueñas de SU conocimiento tradicional.
Sin embargo, por la ambición desmedida de los propietarios de la biotecnología, las multinacionales dedicadas a la “Industria de la Vida””, apalancadas en la fuerza imperial de los Estados Unidos, imponen sus intereses y despojan a los débiles de sus recursos biológicos, de sus recursos genéticos y de su conocimiento tradicional, sin reconocimiento alguno.
Los derechos de propiedad intelectual y de patentes, propuestos por el imperio dentro del marco del TLC, desconocen nuestra constitución los tratados internacionales en materias de patentes y de protección a la biodiversidad y al conocimiento tradicional.
Si el gobierno colombiano acepta tal propuesta, incurrirá en materia grave en traición a la Patria. Dicho tratado, cuya esencia es darle condiciones de excepción a la inversión foránea, para apropiarse de los recursos nacionales, del esfuerzo de los colombianos, de su capacidad de ahorro, sin exigir nada a cambio, alienta la muy falsa ilusión de un modelo exportador, tan mentiroso como el efecto de la sangre de chulo para curar a los cancerosos.

martes, noviembre 01, 2005



Credibilidad de los noticieros
Jaime Calderón
Herrerajaimecalde@yahoo.com


Creo en las encuestas, pero con la certeza de que su diseño es intencional y nunca se revelan todos sus resultados, sino aquellos a discreción de los intereses de quienes las han financiado. Consultada la credibilidad de los colombianos, ésta favorece a las Fuerzas Armadas, a la iglesia católica y a los noticieros. Entre tanto, el repudio del 98% de los nacionales hacia las FARC y del 86% a los paramilitares, son datos notorios. Me he preguntado con insistencia, por qué le damos tanta credibilidad a unos noticieros de los cuales puedo afirmar, su formato es más un espacio de diversión que un programa de noticias. Como dijo alguna vez el ex fiscal y ex candidato presidencial Alfonso Gómez Méndez, tales programas “se componen de tetas, culos y goles”. Yo añado que también de noticias muy seleccionadas. El noticiero de Caracol es un clon del de RCN y viceversa. El noticiero de la mañana es casi idéntico al noticiero de la noche. Cualquiera que pase de canal, escasamente encontrará algunas diferencias en la publicidad, que además por acuerdo, es simultánea. No obstante hay competencia. Por ejemplo, en la noche del domingo, Caracol subtituló las imágenes en la isla de Providencia, como el único medio en la zona, mientras el otro canal emitía imágenes similares. Uno de las dos mintió. Hubo gran despliegue informativo por las dos cadenas televisivas y diligencia del gobierno, para atender la anunciada emergencia. Todos nos preocupamos debido al cubrimiento noticioso del hecho, no obstante que las autoridades en huracanes habían informado que Beta, se comportaría en el peor de los casos como huracán tipo I. Pero claro suficiente para hacer daño a una isla como la de San Andrés, sin alcantarillado por desidia de gobiernos nacionales y locales. Por fortuna, los isleños salieron bien librados del chubasco y las imágenes acerca de Providencia, menos mal, solo mostraron unas tejas de zinc desprendidas, un bote ladeado, muchos árboles atravesados en las calles y las torres de Colombiana de Telecomunicaciones derrumbadas. Y claro, el Presidente dando su enésima declaración sobre el compromiso del gobierno en la reconstrucción. ¡Buena esa, candidato! Gracias a Dios, ninguno de los seis turistas foráneos, o de los cinco mil habitantes de Providencia sufrió traumas de consideración. Las trescientas casitas de madera afectadas, recibirán ayuda oficial para las tejitas y la pinturita. Recordé entonces la tragedia reciente de Girón y Bucaramanga, cuando si mi memoria no me falla, murieron, sí, murieron, más de cincuenta compatriotas y consecuencia de la inundación, veinticinco mil o más damnificados aún esperan la ayuda gubernamental efectiva. Sin embargo, no recuerdo haber visto la imagen presidencial en los momentos de la tragedia santandereana. Mientras recuerdo tal hecho, escucho por un noticiero radial que ayer en la Guajira, setecientos colombianos Wayú, perdieron sus casas por cuenta de una tormenta tropical y otras setecientas casas rurales en Puerto Wilches fueron arrasadas con los cultivos aledaños, y el invierno este fin de semana, deja más de ciento veinte mil damnificados en las riberas de los ríos Magdalena y Cauca... Estoy seguro que tales hechos recibirán la atención diligente de la presidencia. Lo puedo asegurar, lo aprendí en los noticieros.
* jaimecalde@yahoo.com