lunes, mayo 22, 2006

¡A la carga!
Jaime Calderón Herrera

jaimecalde@yahoo.com

16/05/2006

Tuve la feliz ocasión, de asistir a una gira de campaña, con Iván Marulanda, Juan Manuel Galán, Mario Suarez, Jaime Durán, entre otros dirigentes liberales, difundiendo el programa del candidato Serpa.

Hacer proselitismo político por una causa justa y en compañía de personas pulcras e inteligentes, es una experiencia común en el liberalismo y muy difícilmente repetible en algunas otras corrientes políticas.

Con ponderación, Marulanda y Galán , notificaron a los santandereanos, la necesidad de defender los restos de nuestra democracia, del proyecto político criminocrático, que avanza en Colombia, mediante el empoderamiento de los delincuentes, y la toma de los espacios económicos y políticos, y ante la mirada impávida y el desconcierto de los ciudadanos.

El pragmatismo extremo de algunas corrientes políticas, ha abierto sus puertas sin miramientos, y con un discurso contradictorio, apoyado en una eficiente propaganda, sustentada en el viejo principio de que si no tienes como convencer, debes confundir.

Y nada más efectivo para confundir, que defender posiciones antagónicas. El diablo haciendo hostias, es el cuadro que exhiben para la contemplación de los electores.

Marulanda, compañero de siempre de Luis Carlos Galán, y Juan Manuel, el hijo del líder asesinado por las mafias, coincidieron en señalar que Serpa representa el viejo anhelo de los colombianos por una sociedad justa, decente y en caminos de progreso. Para ello, hay necesidad de condenar socialmente la delincuencia y la inmoralidad en el ejercicio de los asuntos de la política y del Estado, al tiempo que se reivindica el viejo criterio del que la haga, la pague.

El candidato a la vicepresidencia expuso los pormenores del programa de construcción de un millón de viviendas populares sin cuota inicial, sus fuentes de financiación, y el impacto de dicho programa sobre un millón seiscientos mil nuevos empleos.

En educación, está el compromiso para brindarle a la niñez colombiana, las garantías en materia de salud, nutrición y movilidad, para un acceso real a una educación de calidad, al lado de un mejoramiento en las condiciones de contratación y en las oportunidades para los maestros.

No se construye futuro para las familias colombianas sin un empleo formal y estable, dijo Marulanda. El gobierno de Serpa, adelantará una contrarreforma laboral, que devolverá a los trabajadores, estabilidad e ingreso digno.

Los liberales ofrecemos devolverle las tierras a los desplazados, víctimas del despojo por parte de narcotraficantes de todos los colores, y adjudicación de predios a los campesinos pobres, bajo el entendido que la paz se construye llevando democracia y progreso al campo.

Propuestas en materia de paz y acuerdo humanitario, en salud, en relaciones comerciales e internacionales, fueron expuestas a miles de dirigentes de la provincia santandereana en este fin de semana, como preámbulo al encuentro que sostendrá el candidato Serpa, el próximo sábado 20 de mayo, en CENFER, a las dos de la tarde, con los dirigentes liberales de todo el departamento.

Con Horacio Serpa, con Iván Marulanda Gómez, con Juan Manuel Galán, los liberales podemos ofrecer un presente y un futuro, que ningún otro partido, puede mostrarle a los colombianos.

Por tal razón, podemos repetir con entusiasmo la consigna: “Por la libertad, por la dignidad, por la justicia: ¡A la carga! Y lo que ha de menester que sea”.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home